Saltear al contenido principal
Noticias / Blog

Entrevista al Dr. Miguel Litton del periódico Eco de los Barros

Miguel Litton es un villafranqués que ha salvado muchas vidas. Su solidaridad le ha llevado a ejercer su labor de urólogo en tierras lejanas  la sanidad deja mucho que desear, y donde su altruismo ha permitido seguir viviendo a muchas personas.

Alterna su trabajo en España con sus “brigadas urológicas”, en las que él y sus compañeros han intervenido en diferentes países de Centroamérica, a más de 1800 pacientes. Acaba de crear la Fundación Miguel Litton.

1. ¿Cómo ha sido y es su relación con Villafranca?. ¿Hasta cuando ha vivido en nuestra localidad?

Nací en Villafranca de los Barros y allí viví felizmente mi infancia y adolescencia. Estudié el Bachillerato en el Colegio San José, pero me vine a Madrid para cursar el Preuniversitario y poder acceder posteriormente a la Universidad Complutense y estudiar Medicina. Mis amigos eran Genaro y Fernando Trigo, Luis y Diego Domínguez de la Concha (Diego recientemente fallecido), Paco García Gaspar, José María Pinilla, también fallecido y otros muchos, compañeros del colegio. He visitado en muchas ocasiones Villafranca y siempre me llevo un recuerdo nostálgico de mi estancia allí. En el año 2000 fui pregonero de la Fiesta de la Virgen Coronada y de la Vendimia.

2-¿Viene a Villafranca a menudo?

En los últimos años he pasado en varias ocasiones por Villafranca, camino de Jerez de los Caballeros, en donde tengo muchos amigos y de donde eran mis antepasados por parte paterna, remontándonos hasta mediados del siglo XVII. Mi bisabuelo Miguel fue el primer jerezano que vino a Villafranca como veterinario en el siglo XIX. Después mi abuelo Diego, mi padre, también de nombre Miguel y mi hermano Diego, siguieron la tradición veterinaria. El nombre de Miguel nos viene de la parroquia de San Miguel, de Jerez de los Caballeros, en donde tenemos documentadas 10 generaciones desde 1642. Allí fui pregonero de la Se- mana Santa en 1992.

Por parte materna, Muñoz, mi abuelo Antonio vino a Villafranca desde su Ciudad Rodrigo natal. Fue alcalde de Villafranca desde 1936 a 1940. En el libro de Manuel Rodríguez Williams, «Tres días de Agosto», se elogia su contribución como alcalde en esos momentos tan difíciles, así como su altruismo.

3-¿Como ha sido su trayectoria profesional?

Soy Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Urología, con ampliación de estudios en Hospital La Pitié Salpetriére de Paris.

Diplomado por la Universidad de Minnesota y la Clínica Mayo ( USA)
Jefe de equipo quirúrgico de urología Área 11 (Hospital 12 de Octubre) hasta 2014.

Jefe de la unidad de urología del hospital Fremap (Majadahonda) , continuando en la actualidad.
Urólogo consultor Hospital Quirón Ruber; Hospital V. de la Paloma y Hospital San Francisco de Asís…etc

4-¿Qué le ha llevado a dedicar su tiempo a la solidaridad?

En 1989 visité por vez primera Nicaragua con mi esposa Consuelo, y pude ver “in situ” las carencias de los hospitales nicaragüenses y la precariedad de aquella sanidad en general. En colaboración con los urólogos del hospital público «Lenin Fonseca» de Managua, iniciamos intervenciones endoscópicas que fueron pioneras allí en aquellos momentos.

El gobierno de Violeta Chamorro me nombró Cónsul Honorario de Nicaragua en Madrid y he sido ratificado por los gobiernos posteriores, hasta la actualidad. A partir de 2006 organizamos brigadas urológicas en las que participamos 10 urólogos españoles en cada misión humanitaria, operando gratuitamente a pacientes sin recursos económicos y de patologías complejas. Desde entonces he visitado Centroamérica en más de 30 ocasiones y hemos intervenido en más de 30 brigadas urológicas a mas de 1.800 pacientes (Nicaragua, Guatemala, Honduras y Costa Rica). Hemos desplazado a 350 urólogos españoles de todas las comunidades autónomas.

5-¿Se considera un cooperante?

Me considero cooperante a tiempo parcial, al igual que mis compañeros urólogos que me acompañan en estas misiones humanitarias que desarrollamos en estos países hermanos de Centroamérica, que están tan necesitados de nuestra ayuda. En sentido estricto, seríamos más bien “voluntarios», ya que realizamos nuestra actividad altruista en tiempos limitados y no como profesionales que trabajan para la administración, ayuntamientos, ONGS, etc. Nuestro tiempo allí es de dos o tres semanas al año, a veces en nuestras vacaciones.

6-¿Que le ha llevado a crear la Fundación Miguel Litton y cuál es el trabajo que realiza ahora?

La Fundación para la cooperación médico-quirúrgica Miguel Litton se ha creado para dar continuidad a esas brigadas urológicas solidarias y trasladar a otros países con menores posibilidades los conocimientos, capacidades clínicas, tecnología médica, iniciativas de investigación y, en definitiva, los beneficios individuales y colectivos derivados de un más amplio desarrollo de nuestra especialidad médica, la urología.

7-¿Existe una concienciación social de ayuda al tercer mundo?

España es uno de los países más solidarios del mundo, quizás, eso sí, de un modo compulsivo. Nosotros percibimos el cariño y admiración de las personas que operamos y de sus familiares, amigos, vecinos etc. Son, muchos de ellos personas maltratadas por la vida. Personas sin recursos económicos y con enfermedades complejas que nosotros podemos solucionar y de manera totalmente gratuita. En cierto modo lo consideramos “marca España”. Pacientes muy humildes que hablan nuestra rica lengua castellana, que tienen nuestros apellidos, muchos de ellos, seguramente, descendientes de extremeños que fueron allí buscando mejorar su situación… Es una sensación difícil de explicar, la satisfacción que damos y qué recibimos. A pesar de las jornadas de 12 o 14 horas sin parar de operar , del cansancio acumulado , los componentes de la brigada nos sentimos plenamente satisfechos y felices. La mayoría me pide volver porque es una sensación tan gratificante que no hay dinero en el mundo que la pueda pagar.

De vuelta a casa, cada uno de nosotros reanuda su actividad profesional en sus servicios de urología o en sus consultas. Muchos de los brigadistas son jefes de servicio, jefes clínicos y grandes profesionales todos. Han ido y participado los mejores de todas las comunidades autónomas. En mi caso sigo con mi actividad médica y quirúrgica en Madrid y, ocasionalmente, en comunicación con los compañeros urólogos centroamericanos que me van informando de los pacientes intervenidos y de los que van reclutando para otra brigada. Así mismo preparamos las actividades científicas, jornadas, seminarios, conferencias.

Es fundamental concienciar a la ciudadanía de la necesidad de ayudar a los países del llamado «Tercer Mundo”. En esta aldea global se hace cada vez más necesaria esa concienciación. Yo diría que es esencial, pues los avances en infotecnología y biotecnología pueden hacer mayor aun la fractura social , no solo entre ricos y pobres, sino entre una élite con poderes supranacionales manejando la Inteligencia Artificial (AI) y una inmensa mayoría de personas (personas?) ,no ya pobres, sino insignificantes .

8-Cuales son las trabas más importantes que ha encontrado en su camino a la hora de realizar la labor social que está desarrollando.

No hemos encontrado grandes trabas para realizar nuestras misiones. El hecho de ser cónsul honorario nos ha abierto muchas puertas al principio. La Embajada de España, los diferentes embajadores que hemos ido conociendo desde 1989 han sido y muchos siguen siendo amigos. Del mismo modo el Ministerio de Salud de Nicaragua ( MINSA) y sus diferentes ministros/as nos han ayudado dentro de sus posibilidades . En los otros países hemos contado con la logística de otras fundaciones locales, pero lo fundamental, el dinero, que es al final lo que nos permite los desplazamientos y estancias, se lo debemos, la mayoría de las veces, a las multinacionales de la industria farmacéutica, Ipsen y Astellas Pharma. En alguna ocasión nos hemos autofinanciado y también el programa, en su día, «Saber Vivir » de TVE.

9-¿Cuándo podremos verle por Villafranca?

Visitar Villafranca de los Barros siempre es una satisfacción para mí y mi familia. Ojalá pueda hacerlo pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.